viernes, 30 de enero de 2015

Nunca cometas el error...

—Nunca cometas el error de dejar de escribir, de dejar de hacer lo que más te gusta... porque el día en el que intentarás retomarlo se te caerá el alma a los pies. No sabrás por dónde empezar e intentarás recordar cómo lo hacías... Intentarás recordar lo olvidado.
—Y entonces, ¿qué hago?— Pregunto apenado.
—No lo hagas— Me contesta con ojos fríos, desprovistos de toda emoción.
—¿Y si sucede?
—No lo permitas.
—Pero...
—... Pero— me corta, yo retrocedo. Algo en sus ojos me alarma. Había visto esa misma mirada muchas veces. La mirada de quien lo ha perdido todo, la mirada del fuego que se extingue nada más nacer—, pero si lo quieres, lo consigues. No importa lo que piensen, no importa lo que diga esta vieja arrugada... no importa lo que pienses tú. Sobre todo lo que pienses tú.

Y yo lo noto. Noto algo que se rompe en mi pecho. Es mi corazón hecho pedazos.

8 comentarios:

  1. Me ha encantado la forma que tienes de expresarte, un fragmento sencillo pero que te hace reflexionar.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu visita y me alegro de que te haya gustado ;)
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. ¡Buah! ¡Y que razón tienes! ¡Nadie debería dejar de hacer lo que tanto le gusta! *-*
    ¡Besazos! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO, nunca jajaja. Gracias por leerme, un abrazo!!

      Eliminar
  3. ¡¡Impresionante!! llega directo, dando una sacudida que te hace pensar. 😊😊

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Impresionante!! llega directo, dando una sacudida que te hace pensar. 😊😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que sea así :) Muchas gracias por leerme, un abrazo!!

      Eliminar

Este blog se nutre a base de vuestras visitas y comentarios, no dejéis que muera de hambre...